Wednesday, June 19, 2013

Fresas con nata

Buenas tardes lectores!

¿Cómo va la primavera? Aquí hace un sol enorme, de esos cálidos aunque estemos a 0º de temperatura. Ais como me gusta ir a ver los caballos con gafas y sin abrigo :)

Recordad lo que os digo: algún día en cualquier parte, yo, tendré un caballo para montar en él, salir a pasear y cuidarlo.

La receta de hoy se podría decir que no es ninguna receta, lo que pasa es que tengo un postre riquísimo que voy a subir al blog en los próximos días que lleva nata montada y bien, estoy segurísima que todos los lectores de mi blog saben como montar nata, principalmente porque a todos les gusta la cocina, pero oye, no todo el mudo nace con conocimientos y habrá mucha gente que no sepa como montar nata, así que como este blog trata de compartir recetas de todo tipo, porque no explicarles lo fácil que es montar nata.









Ingredientes

- 300 ml. de nata líquida para postres o para montar
- 50 gr. de azúcar glaseado o granulado (opcional)
- 10 fresas o cualquier fruta que os guste (plátano, uvas, mango, moras, arándanos...)


Elaboración

Se puede montar a mano pero tendréis que estar bastantes minutos batiendo y además la nata deberá estar en todo momento fría, entre 5 y 10º C por lo que se aconseja meter el bol con la nata en otro bol con agua fría y hielo, para que así mantenga la temperatura fría y sea más fácil a la hora de montarla.

Es fácil montar la nata pero a veces se puede cortar por un exceso de batido, y lo que se obtiene es por un lado mantequilla dulce y por otro suero lácteo. Si os pasase, no os preocupéis, se puede utilizar para hacer trufas (sólo habría que cocer la nata montada cortada y luego se le añadiría el chocolate derretido, se dejaría enfriar, moldearía la masa, 'et voilà', trufas.) O bien podéis escurrir el suero y os quedáis con la mantequilla.


Haya vamos:

En un bol hondo vertemos la nata líquida y procedemos a montarla con las barillas eléctricas y a una velocidad media. Vamos subiendo y bajando la batidora y veréis como poco a poco la nata sube, acaba doblando su cantidad inicial.



Cuando la nata sea especie de una crema líquida, añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que obtengamos la nata montada.




Lo que viene a continuación es sencillo y muy claro en las fotos, se lavan bien las fresas, siempre con el rabillo, porque si no pierden propiedades. Luego cortamos el rabillo y cortamos las fresas a trozos. En un bol, vaso o lo que encontréis (yo utilicé el envase de un postre previamente comprado) y colocamos las fresas alrededor del envase, por las paredes. Finalmente añadimos la nata en medio y decoramos con otra fresa.






O si no, se puede servir en un plato. Es mejor hacerlo de manera bonita, parece que tengan hasta mejor gusto, porque el hambre te entra tanto por la boca como por los ojos.


Fácil, sencillo y convencida de que poco útil para la mayoría de lectores. De todas formas, lo suyo es colaborar.


Alegría para todos,


un abrazo.


· Let me think about food ·