Friday, October 4, 2013

Croissants con massa de hojaldre

Una fiesta de cumpleaños, una fiesta de bienvenida, una ocasión especial, un mero antojo de dulces, una pasión. Hay muchos motivos por los que cocinar y cada persona tiene una razón distinta y le pone mayor o menor afecto. Muchas han sido las veces que he hecho croissants pero todas esas veces tenían una razón positiva. Esta última vez, domingo pasado, fue por un motivo distinto: una 'fiesta' de despedida. Y es que no todas las despedidas tienen por que ser tristes, hay veces en que una despedida es un signo positivo de dejar atrás algo que nunca funcionó y de empezar algo nuevo que quizás (quién sabe) te hará más feliz. Pero seamos realistas, hay veces en que esas despedidas no son tristes pero van de la mano de la palabra 'melancolía'. Gente que conoces en un nuevo país, con la que trabajas, compartes experiencias, risas, enfados, días raros, días felices... y de repente, se van. Dejan atrás un país para volver al país materno y seguir con la vida que tenían. Y te alegras por esas personas porque eso es lo que ellos quieren pero una siempre se cuestiona '¿Volveremos a vernos?¿Volveremos a hablar?¿Será esto un 'hasta siempre'?' Bien, nunca se sabe, lo dejaremos en interrogatorio. Hasta siempre Josephine, Filipinas te espera!

'Bring sweets, Miriam! I've tasted the Oreo cake you made and it was amazing, I want more.' Eso fue lo que me dijo así que como era su día decidí llevar 'sweets' y como la verdad, no tenía mucho tiempo, pensé en algo muy bueno y rápido: croissants con masa de hojaldre.


Ingredientes

- Masa de hojaldre (375gr. aprox)
- Azúcar blanco o moreno
- Nutella, mermelada, queso o lo que os apetezca
- Mantequilla o un huevo batido para darle brillo

Elaboración

Precalentamos el horno a 180º de arriba y de abajo.Abrimos y la masa de hojaldre, vertemos un poco de azúcar en ella, la cortamos por la mitad y luego la cortamos haciendo triángulos. Añadimos una bolita de Nutella (u otro ingrediente) a la masa y enrollamos por la parte donde el triángulo tiene dos ángulos hasta que la parte con un ángulo quede encima. Se puede hacer un pequeño corte entre medio de los dos ángulos y luego enrollar, yo no lo hago, no le veo ningún motivo importante (yo al principio lo hacía, luego...paré!).

 

 








Una vez enrollados, nos aseguramos de que la punta del triángulo (con el ángulo visible) quede abajo, porque a veces si lo dejamos arriba se abren. Con el croissant hacemos una C, es decir, moldeamos un poco la masa para que el croissant tenga cuernos.











Finalmente, batimos un huevo (o mantequilla) y con la ayuda de un pincel, lo pincelamos para que así nos queden unos croissants brillantes.

Si queréis, le podéis añadir un poco de azúcar moreno por encima.

Ponemos los croissants al horno durante 10-15 minutos. Hasta que queden hecho por fuera, pero no my dorados, y por dentro tienen que quedar semi-hechos. Los dejamos reposar y cuando ya no aguantéis más, os los COMÉIS TODOOOOOS! 


























Et voilà, así de fácil es hacer croissants. El siguiente reto, haré yo la masa de hojaldre :D.

Espero volver pronto por aquí. 

Un beso fuerte y recordad que, las despedidas no tienen porque ser tristes.


- Let me think about food -



Saturday, September 14, 2013

Tiramisú

Buenas tardes lectores! ¿Cómo os han ido las vacaciones? ¿Vuelta la trabajo/cole/uni?
Yo ya vuelta a la rutina, trabajando todo el verano, disfrutando de visitas de la familia y ahora ya.. el martes vuelvo a la carga con la uni y con algo mejor.. la natación! :)

La receta de hoy es muy muy muy sencilla, rápida y fácil de hacer, conocida por muchísimas personas: TIRAMISÚ.


Tengo que admitir que a mi el tiramisú nunca me había gustado debido al fuerte sabor a café o licor pero desde que probé esta receta de mi tía Mari... es un no parar, por no decir que cuando me visito mi madre comíamos un tiramisú entero por semana, también se lo hice cuando mis primos Diego y Alba vinieron a visitarme.. hehehehe Haced tiramisú, querrán venir a visitarte otra vez.

Aunque cómo todos sabéis, cada uno le añade su toque personal o lo adapta a los gustos de cada uno. El mío no lleva licor, sino esencia de almendra y únicamente lleva café en la base, en la segunda capa substituí el café por almíbar.

No os hago esperar más, allà vamos... :)



Ingredientes

Para el tiramisú


- 2 huevos (sólo yemas - parte naranja)

- 150 gr. de azúcar

- 250 gr. de mascarpone

- 200 ml. de nata líquida para montar + 1 cucharada de azúcar (opcional)
- Café soluble
- Melindros o bizcochitos planos
- Esencia de almendra líquida o un chorrito de amaretto, coñac, ron...
- Cacao en polvo

Para el almíbar
- 125 gr. de azúcar
- 250 ml. de agua


Elaboración

Primero hacemos el almíbar. En una cazuela ponemos agua a hervir, una vez esté hirviendo vertemos el azúcar, mezclamos hasta que este esté completamente desecho. Retiramos y dejamos enfriar. Si tenéis prisa, meter el almíbar al congelador para acelerar el procedimiento.

(Normalmente, si queremos emborrachar bizcochos la cantidad utilizada de azúcar es la mitad de agua.)



Por otra parte, vertemos la nata en un bol y le añadimos una cucharada de azúcar y una gota de esencia de almendra (opcional), procedimos a montarla, reservamos en la nevera. Ojo! La nata debe estar bien montada, para saberlo, gira el el bol, si no se mueve señal de que la has montado bien.


El siguiente paso es mezclar las 2 yemas de huevo con los 150 gr. de azúcar. Remueves bien con un tenedor para que no queden grumitos. 


La primera vez que lo hice me quedo una mezcla anaranjada. NO. No debería quedar así. Un consejo es sacar los huevos de la nevera, separar la yema de la clara en un bol y dejarlos a temperatura ambiente. En el mismo bol, añadimos el azúcar poco a poco a la misma vez que batimos.

Añadimos el mascarpone a la mezcla y mezclamos. Seguidamente, añadimos la nata montada junto a un chorrito de esencia de almendra (o licor) y mezclamos con una lengua de silicona o con un palo de madera. Deben ser movimientos suaves y envolventes, siempre en la misma dirección. Yo lo que hago es mezclarlo haciendo el dibujo de infinito (∞). Reservamos en la nevera.



 

 


Preparamos un bol con café, si lo cargas de café tendrá más sabor, si pones poco obviamente no tendrá mucho sabor y parecerá que te estés comiendo un bizcocho emborrachado de agua. Al café se le puede añadir un chorrito de esencia de almendra o licor.

Ya llega, ya llega.... cómo preparar el tiramisú.

Yo utilizo un recipiente de 20 cm. de ancho y de unos 4 cm. de alto, transparente y así puedes ver el postre.

Emborrachamos la primera capa de melindros. En el mismo bol de café metemos el melindro y dejamos que se empape pero sin que se deshaga. Lo ponemos en el recipiente de 20 cm. y así hasta cubrirlo sin que queden huecos.




Encima ponemos la mitad de la crema preparada anteriormente y extendemos uniformemente, espolvoreamos con cacao en polvo al gusto, con la ayuda de un colador de rejilla fina.

















Repetimos la misma operación. Yo esta vez en vez de café, emborracho los melindros con almíbar. Montamos una nueva base encima de la anterior (encima del chocolate en polvo), vertemos la crema sobrante pero que no haya en exceso, de ser así mejor reservarla y hacer un mini-tiramisú. Finalmente, añadimos el cacao en polvo. 


 

 


Tiramisú listo en unos 20 minutos. Ahora si, mejor dejarlo en la nevera unas 5 horas (si te puedes resistir). Si lo dejáis un día entero en la nevera, ya veréis, estará aún más bueno. Lo sé, es difícil contenerse, pero quién algo quiere algo le cuesta! :p






¡Espero que os haya gustado, disfrutéis y os chupéis los dedos con esta magnífica receta taaaaaaaan sencilla!

Abrazos y gracias por recibir tantas visitas sin ni siquiera actualizar, sois una ricura! :)


· Let me think about food ·

Wednesday, June 19, 2013

Fresas con nata

Buenas tardes lectores!

¿Cómo va la primavera? Aquí hace un sol enorme, de esos cálidos aunque estemos a 0º de temperatura. Ais como me gusta ir a ver los caballos con gafas y sin abrigo :)

Recordad lo que os digo: algún día en cualquier parte, yo, tendré un caballo para montar en él, salir a pasear y cuidarlo.

La receta de hoy se podría decir que no es ninguna receta, lo que pasa es que tengo un postre riquísimo que voy a subir al blog en los próximos días que lleva nata montada y bien, estoy segurísima que todos los lectores de mi blog saben como montar nata, principalmente porque a todos les gusta la cocina, pero oye, no todo el mudo nace con conocimientos y habrá mucha gente que no sepa como montar nata, así que como este blog trata de compartir recetas de todo tipo, porque no explicarles lo fácil que es montar nata.









Ingredientes

- 300 ml. de nata líquida para postres o para montar
- 50 gr. de azúcar glaseado o granulado (opcional)
- 10 fresas o cualquier fruta que os guste (plátano, uvas, mango, moras, arándanos...)


Elaboración

Se puede montar a mano pero tendréis que estar bastantes minutos batiendo y además la nata deberá estar en todo momento fría, entre 5 y 10º C por lo que se aconseja meter el bol con la nata en otro bol con agua fría y hielo, para que así mantenga la temperatura fría y sea más fácil a la hora de montarla.

Es fácil montar la nata pero a veces se puede cortar por un exceso de batido, y lo que se obtiene es por un lado mantequilla dulce y por otro suero lácteo. Si os pasase, no os preocupéis, se puede utilizar para hacer trufas (sólo habría que cocer la nata montada cortada y luego se le añadiría el chocolate derretido, se dejaría enfriar, moldearía la masa, 'et voilà', trufas.) O bien podéis escurrir el suero y os quedáis con la mantequilla.


Haya vamos:

En un bol hondo vertemos la nata líquida y procedemos a montarla con las barillas eléctricas y a una velocidad media. Vamos subiendo y bajando la batidora y veréis como poco a poco la nata sube, acaba doblando su cantidad inicial.



Cuando la nata sea especie de una crema líquida, añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que obtengamos la nata montada.




Lo que viene a continuación es sencillo y muy claro en las fotos, se lavan bien las fresas, siempre con el rabillo, porque si no pierden propiedades. Luego cortamos el rabillo y cortamos las fresas a trozos. En un bol, vaso o lo que encontréis (yo utilicé el envase de un postre previamente comprado) y colocamos las fresas alrededor del envase, por las paredes. Finalmente añadimos la nata en medio y decoramos con otra fresa.






O si no, se puede servir en un plato. Es mejor hacerlo de manera bonita, parece que tengan hasta mejor gusto, porque el hambre te entra tanto por la boca como por los ojos.


Fácil, sencillo y convencida de que poco útil para la mayoría de lectores. De todas formas, lo suyo es colaborar.


Alegría para todos,


un abrazo.


· Let me think about food ·


Wednesday, April 17, 2013

Tarta de manzana

Buenos días!
Cada vez actualizo más tarde el blog. Pienso cada día en subir alguna receta de las muchas que tengo en cola, luego mi mente se desplaza a otro lugar. A veces nos centramos tanto en una cosa que dejamos aparte todo lo demás, no voy a negarlo, me encanta centrarme en esa 'cosa' pero a veces puede llegar a ser incluso doloroso cuando ves que no consigues lo que quieres.

Una persona siempre me decía, Miriam tu eres como los caballos, llevas la anteojera puesta y solo ves lo que tienes enfrente, si te lo quitases verías también las cosas que tienes alrededor. Totalmente cierto, no lo voy a negar, pero creo que cuando nací la anteojera me la pegaron con superglue... jejeje

De todas formas, 'never surrender', la esperanza y la constancia son clave para alcanzar el objetivo deseado aunque a veces cuando no haces absolutamente nada, las cosas simplemente encuentran la manera de arreglarse por si solas. De lo contrario, 'no worries' no te merecían. :)

En fin, que yo vengo a hablar de comida y a dejar mis recetitas, me voy de las ramas (pero ¡qué bien sienta soltarlo, hablar secretamente, dejar volar la imaginación de los lectores, y únicamente yo saber de que cosas o personas hablo!)

Allá vamos: tarta de manzana sencillísima. Mi madre siempre la hacía/hace y a pesar de que nunca me ha gustado la fruta horneada, ella abrió las puertas de esa habitación interior de los 'NO me gustan', y cambió el cártel por 'ahora me ENCANTAN'.


Ingredientes

- 1 masa de hojaldre
- 4 manzanas verdes golden
- Azúcar granulado o moreno (preferible)
- Mermelada o mermelada gelatinosa de manzana u otro sabor (opcional)

Elaboración

Precalentamos el horno a 180º de arriba y de abajo.
Estiramos la masa de hojaldre y la pinchamos para que así no suba mucho y no estropee la tarta. Expandimos el azúcar por la masa.


Lo sé, no hice ninguna foto con la masa pinchada...

Lavamos, pelamos y cortamos las manzanas a capas finas. Lo suyo es dividir la manzana por la mitad, deshuesar y cortar a capas.

Ponemos los trozos de manzana por la masa, sobreponiendo uno encima del otro porque si los ponéis uno al lado del otro, al hornear la masa, éstos se os encogerán y se verá una masa de hojaldre muy pobre. 


Finalmente, le añadimos un poco de azúcar por encima.





Horneamos durante 20 minutos aproximadamente, hasta que quede dorada. Id mirando de vez en cuando, tiene que estar al punto, si se os pasa ya no quedará igual de sabrosa.





A la hora de comerme la tarta lo que hago es: comérmela tal cual (no puedo resistirme), poner un poco de mermelada/jelly (como una mermelada gelatinosa típica del Reino Unido) de manzana ya sea verde o roja o si no lo que hice fue ponerle un poco de almíbar por encima con esencia de almendra, estaba buenísima!!

También podéis añadirle gelatina y así la tarta os quedará brillante y estupendamente.


Ésta la hizo mi mami :)

¡Qué tengáis un muy buen día! 

Nunca os rindáis, las cosas llegan cuando uno menos se lo espera, a veces también hay que dar un respiro.

Don't see black or white, but see things more in grey (or maybe red, pink, orange, yellow... :D)

Gracias lectores, sin vosotros esto no sería posible.

· Let me think about food ·